La desesperación

Triste es pasar todo el día preocupado por no saber donde se encuentra el hijo que amas, se nota como se burlan de la preocupación que uno tiene al no saber nada de el, cuando este se encuentra fuera de casa, y peor es cuando haces un montón de llamadas y nadie se digna a responder, mientras que otros dicen tranquilamente “no te preocupes que las malas noticias vuelan”….

Que cruel se vuelve el ser humano a veces, que triste ver cuanto le preocupan los suyos, con lo que dicen se ve que ansían que pase lo peor, mientras que uno se mata llamando para tener noticias, otros bailan y festejan, cuanto les importan los suyos, se nota que no mucho, viven encargando cual paquete para poder sentirse libres, allí no están delicados, no les duele nada, no sienten nada. Mientras que a uno le crean una novela de dolor y de hastío, de malos días, en el que no se toleran ni ellos mismo, patalean, se quedan hasta sin aire, pero cuando el baile y la gozada llama se curan instantáneamente, es milagroso!

Creo que este sábado fue el peor día de mi vida, que triste no saber de mi hijo y que triste escuchar que simplemente no pudo avisar nada a este viejo preocupado porque “llegó cansado” mientras uno no tuvo descanso algún por tamaña preocupación por el simple hecho de no poder escuchar su voz, pero mañana cuando tenga los suyos, sabrá con certeza lo que es la angustia por un ser querido, sentirá ese ahogo, esa impotencia de no saber nada de quien amas y espera que se encuentre bien en todo momento. Hay lecciones que por más que nos enseñen solo se aprenden con dolor, y hoy aprendí que el apego a los hijos solo nos importa a los verdaderos padres, los demás solo esperan que de alguna manera se termine esa cruz que les dio Dios para cargar….

Ni hablar de los demás que no son más que simples personas que saben aprovecharse hasta económicamente de uno por el hecho de saber como te preocupas por los tuyos, eso a los que tienen sometidos a su conveniencia, que sólo son hijos cuando quieren algo, cuando necesitan de quien escucha a ese hijo con el corazón y no con los bolsillos….

Ahora a seguir adelante y a seguir bailando con la música que nos ponga Dios cada día de nuestras vidas.

Krls….

This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s