64 y seguimos….

2018-12-14_17.20.19Jugar en mi PC me hace recordar mucho los consejos de mi hijo cuando lo veía jugar Minecraft, yo aún lo juego por el simple hecho de recordarlo, jugaba en mi Tablet, en la suya y en su computadora, me enviaba fotos de dicho juego por WhatsApp. Me contaba sus avances, las dificultades que lograba superar, de otros juegos que más adelante logro instalar por su cuenta también.

64 son los días que llevo contando de su última conversación conmigo, días de tristeza e incertidumbre, que sólo quien los llega a vivir, sabe lo amargo que puede ser esto, allí no hay ley que ampare al menor por no dejar que se comunique con su progenitor, yo en cambio vivo orando por su bienestar, por su salud, por su estado emocional al estar incomunicados hasta este punto, los motivos ya se conocen por lo expresado en este espacio personal, todo lo que se vive, lo que se deja publicar para que no se salga del objetivo esencial, que no es mas que dejar pasmado lo vivido para seguir adelante, adelante siempre confiando en que Dios siempre quiere lo mejor para nosotros. Ese es el objetivo principal de mi sitio o espacio, quizás ayude a alguien el leerlo o simplemente para que se den cuenta que cosas le puede pasar a una persona que solo desea lo mejor para los suyos.

Mi pregunta es. ¿Que gana su mamá al separarnos? ¿Que gana su mamá al incomunicarnos de esta manera tan vil y despiadada? Lo único que pido es que Dios perdone todo el daño que nos hace, y espero que nadie mas adelante le haga lo mismo que nos hace a mí y a mi hijo Franco. Cada quien da lo que tiene en su corazón, mucho menos en estas fechas de unión, de reflexión, de aprender a estar unidos a pesar de las pruebas o adversidades.

En el camino de mi vida he visto a tantas personas que por ser tantas, da miedo contarlas, son tantas las personas que quieren “Tapar el sol, con un dedo” No se dan cuenta que aquello que tratan es lo mismo que mentir, que pase el tiempo que pase, al final la verdad saldrá a la luz y no les quedará mas remedio que afrontar todas y cada una de sus falsos testimonios, quedarán al descubierto, ya sin poder sostener ni un minuto más todo el peso que conlleva el mentir para quedar bien, para satisfacer sus torcidas necesidades, para ganarse a alguien, para ponerlo en contra de una persona. Dios no quisiera ver el fin de ninguna de estas personas, me daría mucha tristeza, pero si me toca y a pesar de todo lo que nos hacen a diario, trataría de ayudarlas a encontrarse, a levantarse, a lavar su rostro, manos, y culpas. Cada quién da lo que tiene en su corazón….

Seguiré al pendiente, tratando de tener que contar a mi hijo cuando Dios me dé la oportunidad de verlo nuevamente, seguiré jugando para mitigar la falta casi mortal de su ausencia, seguiré recordando cada mensaje y foto o video llamada mantenida mientras se lo permitían, ¡y más que todo seguiré pidiéndole a Dios por su cuidado y bienestar! Ya que nos encontramos impedidos de vernos y hablarnos a pesar de haber tanta tecnología. A pesar de tantas zancadillas que nos ponen en el trayecto de nuestras vidas. Trayectos separados en distancias, pero unidos de corazón.

Krls….

This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s