Ahhh la triteza….

En este momento me embarga la tristeza, pero ¿qué somos sin ella? ¡Fácil respuesta! Sin ella forjándonos, seríamos unos debiluchos, andaríamos sin objetivos forjados por la inmensa pasión de resolver aquello que nos hace sentir tristes todo el tiempo, pero, cuando te pasa como a mí en estos momentos, sabes que el único ser que puede resolver lo que aqueja es Dios, así que dejo de angustiarme y le agradezco a Dios el estar siempre conmigo, ya que aunque lo que me aqueja tiene más raíces que un árbol, se que será un día podado desde sus más profundas raíces, hasta la última rama de su copa.

Cuando esto suceda, créanme el dolor no cesará para mí, porque siento una pena inmensa por quien recibirá en vida dicha “poda” sí aquella persona que respira para hacerme daño, esa que me aleja de quienes amo, en tiempos lejanos confié ciegamente sin darme cuenta que todo estaba orquestado, jamás creí nada o seguí consejo, todo se volvió un enredadero, y tan pero tan grande es aquel ovillo, que yo como ser humano, no me veo desenredando tanta vaina, debería volver a nacer para tratar toda una nueva vida en cumplir aquello, y a la vista de un crítico como yo, no lo lograría, ni invirtiendo dos vidas valdría la pena, pero si esto es completamente necesario, se que El Creador de todos los planetas posible lo haría con tan sólo suspirar!

Confiando en el vivo, y así sigo mi camino a paso lento, tratando de comprender la incomprensible necesidad que tienen otros para hacer daño a quienes les dieron sus momentos dorados, esos que no se repiten ni ganado la lotería.

Les comparto este pedacito de mis memorias en medio de tanto dolor por la pandemia, muchos ya trascendieron, otros luchan en hospitales por quedarse y terminar su jornada, otros ni saben pero luchan hasta el final, yo he perdido amigos, incluso hoy, sí hoy trascendió un amigo de mi niñez, lucho hasta el final, creo que vivió mucho y muy bien dentro de lo que cabe, lo recordaré cada vez que lea este post, cuando somos pequeños nos ponemos apodos, el de él es Pepe-grillo, el mío Carloco, así nos saludábamos cada vez que nos veíamos, lastimosamente deje de visitar a una tía que vivía a un lado de su casa. Paz en su tumba, paz a su cuerpo cansado de batallar, peo su alma seguirá y seguirá, así como seguirá la de todos en su momento….

Tristezas, si se vendieran fuera millonario, llenaría mis bolsillos, pero vaciaría mi corazón, el único que no se llena con dinero ni joyas, invaluable órgano que más de bombear sangre y mantenernos vivos en el plano físico, en el etéreo es desde donde nos hace sentir en este plano, ¡las mas hermosas e intensas emociones! Ese es el corazón señores, úsenlo para el bien y no para lo contrario….

Krls….

This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s