Relato pandémico Alimenticio que ya cansa….

Yo se que todos tenemos problemas, mucho mas cuando nuestra salud empeora cuando pasamos por una pandemia, todo se amontona, económicamente nos estamos quedando sin ningún recurso, pero eso no da lugar a quienes tienen el privilegio de estar con nuestros hijos, bueno esto ya tiene mas que cola conmigo pero la pena y el quebrantamiento sicológico es lo que se incrementa cada vez más, de el solo pensar y pensar, cómo y cuando terminará el infierno que vive Franco a su edad.

De sólo imaginar que a Franco lo tienen como “pelota” queriendo enviarlo para acá a vivir conmigo, me da pena de mi hijo de todo el daño que esto le genera, o sólo lo usan para generar supuestas evidencias de abandono de parte mía, eso también le ha de generar un daño psicológico irreparable al igual que a mí. Todo esto es enfermizo, y no hay ley en el Ecuador que haga una verdadera investigación para precautelar los derechos de nuestros menores.

No hay dinero para nada antes de la pandemia para uno ser humano como yo que repara computadoras siendo autodidacta “sin título profesional” cada vez se debe mas y mas de las pensiones alimenticias a alguien que se llena la boca diciendo que TIENE TODO, si lo tiene porque me incomunica con mis hijos si igual debo de pagar el dinero que se me sigue acumulando, porque juega a que mi hijo es un paquete de SERVIENTREGA cada vez que se comunica para pedir plata y no para contarme como están ellos.

La misma persona es la que me votó cada vez que traté de corregir a mi hijo en cada uno de sus malos comportamientos, esos que ha alcahueteado a capa y espada, esos que me ha contado hasta llorando, no se cuando terminará este tormento para mí y Franco.

Quien para a esta gente abusiva que solo se dedica a destruir hasta en tiempos de pandemia a un menor, llevándolo a la DINAPEN QUITO para entregarlo como paquete, para que supuestamente lo vaya a retirar yo como padre, cuando sabe perfectamente que yo no tengo trabajo fijo, que ahora estoy enfermo y en tratamiento, y que todo trabajo ha disminuido por el mismo hecho de estar en medio de la pandemia. Si se supone que allá tienen todo, ¿qué es lo quiere este ser despiadado sembrar en mi hijo Franco? ¿Por qué lo martiriza así? ¿cuál será el fin en mi hijo ante todo este maltrato psicológico?

Luego que esperaba una respuesta de la última vez que fue a “entregarlo” me sale con esto:

Créanme o no, trato de entender a esta persona, para mí todo es una charada, una manera más de tratar de manipularnos a ambos, Franco ya con 14 años y miles de malos comportamientos alcahueteados se le ha escapado de sus manos, ya que al ver su respuesta tan fuera de lugar, y escrita con rabia “por las tantas faltas ortográficas” me dispuse a escribirle lo siguiente:

Mismo email que hasta la fecha y ya van dos días del cual no he recibido respuesta….

Quien para a este tipo de personas que ya mañana, cuando no tenga a quien mas joder empezará una vez mas con la sarta de amenazas e insultos, recordándome hasta a una EX tan buena gente que hasta fue su mejor amiga por 7 años, claro “creo un personaje llamado Lorena Olssen” para este fin.

Puedo decir que, Gracias a Dios, la pandemia, y, al estado de excepción dispuesto por el gobierno ecuatoriano, este momento y aunque sin trabajo, enfermo y preocupado por mis hijos. No me encuentro preso por las pensiones alimenticias. Ya que están pedidas dichas liquidaciones un poquito antes de que empiece todo el desmadre del covid-19, pocas veces he escrito esta frase, y me da mucha pena al ver todo el daño que nos ha causado esta pandemia, pero para mí ha sido una “desgracia con felicidad”

Tienen todo el tiempo del mundo para ir a fiscalía y oficinas de abogados que obviamente no trabajan gratis, para por medio de juicios cobrar dinero que no se tiene a la mano por falta de trabajo y salud. No les da miedo regresar y enfermar a sus hijos por andar en la calle haciendo todo esto. Para meditar….

Así que gastaran en timbrar “para devolver la llamada” y hablar con mis hijos, así que se detuvieran y gastaran tiempo contándome como están, eso ayuda mucho, pero esto ha sido peor que el póquer con su conocido “PAGO POR VER” no hay dinero no ves ni sabrás de tus hijos, FIN de la historia.

El silencio sepulcral que aplican estas personas ALEJA, DESTRUYE, DEPRIME, Y, MATA.

Bueno, como yo a esta edad y con la experiencia adquirida, sólo me queda pedir a Dios como todos los días por mis hijos y ser paciente porque ya ha de haber quien le ponga un alto a este tipo de abusos, que obviamente afectan mas a mis hijos, ya que uno ya conoce hasta donde puede llegar alguien por dinero, usan cualquier pretexto, pisan mutilan y hasta matan por conseguir y gozar de algo sin trabajar, sin esforzarse….

Con lo mal que me siento debido a mi próstata que no me pude seguir tratando por falta de dinero, y a otros achaques más alusivos a la pandemia, no me queda mas que tener listo mi testamento, mismo que sera minuciosamente pensado y redactado lo antes posible, la depresión no es juego y se ve que a algunos les serviría que mejor este muerto, toca hacer bien las cosas, porque los avivatos no dejan de estar cual gallinazos esperando la desgracia de otros para beneficiarse….

Quedan en manos de Dios Franco y Nathalia.

Krls….

This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s